Psicología social y de grupos

Las personas somos evolutiva y biológicamente seres sociales y de grupos, esto significa que necesitamos a otros seres para vivir, sobrevivir, desarrollarnos y crecer.

Pertenecer a un grupo ha supuesto desde hace miles de años una ventaja adaptativa y esto se puede observar en los monos que se organizan en grupos para optimizar la supervivencia. Los monos defenderán su árbol y su territorio de otro grupo de monos.

¿Cómo funciona el comportamiento de un grupo?

La psicología ha estudiado también qué ocurre cuando una persona se encuentra ante la situación de expresar su opinión ante un grupo que homogéneamente da una respuesta errónea.

Los experimentos de conformidad de Asch:

Se presentan tres líneas y se pregunta a las personas qué línea es más larga. Se presenta el experimento como una prueba de visión. Sin embargo, todas las personas del grupo eran en realidad ayudantes menos una persona. Los ayudantes dan una respuesta incorrecta (la línea más larga es la C) y resulta que la persona sujeto experimental también da la respuesta incorrecta, para alinearse a lo que dice el grupo.

Sin embargo, cuando uno de los ganchos disiente, la persona sujeto es mucho más proclive a disentir también. Por esto, es muy importante opinar libremente aunque vayamos en contra de lo establecido, es posible que haya otras personas que también se estén callando.

Existen diversas herramientas que generan que sintamos la necesidad de coincidir con lo que dice la mayoría, tanto nosotros como individuos por miedo a diferir como el propio grupo ejerce a veces presión para que los individuos no se separen de la homogeneidad. Es lo que se conoce como el efecto Oveja Negra.

¿Qué es el pensamiento de grupo?

Irving Janis acuña el término pensamiento de grupo para hacer referencia a la dinámica social por la cual un grupo que lleva tiempo trabajando unido empieza a coincidir en opiniones y alinear sus juicios.

Cuando un grupo es muy grande se considera que es una masa. Según Gustave LeBon las masas son impulsivas, inestables, irritables, crédulas, influenciables, exageradas, espontáneas, intolerantes, conservadoras y su moralidad puede ser superior o inferior a la del individuo.

Cuando analizamos como funciona la dinámica social de un grupo, de una masa o de una sociedad es necesario conocer algunos factores que influyen en cómo se de esta dinámica. La cultura es una de estas variables que influyen e intervienen en cómo entendamos la realidad personal y compartida. La cultura lo envuelve todo aunque no se ve e impregna todo, es el conjunto de hábitos, ideas y valores que forman parte de un grupo.

También es importante tener en cuenta la identidad y la identidad social.

Por todo esto resulta crucial que tengamos en cuenta la importancia de opinar y disentir, sólo así crecemos como grupo y como sociedad, porque generamos la maravillosa opción de que existan más realidades hasta el momento acalladas.

Publicado por mariacamposrams

Me llamo María Campos Rams, he estudiado Psicología en la Universidad de Valencia y Máster en Psicología de la Educación en la Universidad Autónoma de Madrid. Realizo asesoramiento educativo, atención individualizada y talleres de escuela de familias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: